MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

MISIÓN
 

Ágape ofrece servicios de ayuda para el desarrollo personal, atención a situaciones de crisis y/o problemas de salud mental (counselling; psicoterapia individual, de pareja y grupal; evaluación psiquiátrica; tratamiento psicofarmacológico si procede); apoyo al cambio hacia estilos de vida saludables (tabaquismo y otras adicciones, obesidad…) ; formación  para la humanización de las profesiones de ayuda; y asesoría para proyectos que quieran enfocarse otorgando a la persona un papel central.

 

Toda nuestra actividad está impregnada del enfoque iniciado por Carl Rogers, esto es, humanista (confianza en las cualidades intrínsecas de toda persona), no directivo (evitamos decidir nunca por la persona, ya que confiamos en  que, si ponemos los ingredientes necesarios en la relación terapeútica/de ayuda, la propia persona será capaz de tomar las mejores decisiones para su vida); y centrado en la persona (la persona es la protagonista de su propio cambio y crecimiento; el terapeuta es un facilitador de dicho cambio). Con este enfoque como base, integramos en nuestras intervenciones toda la técnica  y conocimiento que nuestra experiencia formativa, profesional y vivencial nos aporta (Gestalt, focusing, modelo transteórico del cambio, entrevista motivacional, Terapia Localizada en la Emoción...).

 

Nuestro ámbito de actuación, por el momento, está centrado en Madrid, aunque son posibles desplazamientos para actividades puntuales. También ofrecemos servicios de atención a situaciones de crisis en lugares remotos a través de los medios que nos brindan las nuevas tecnologías.

 

Nuestros servicios de desarrollo personal, atención a situaciones de crisis y salud mental, así como los de estilos de vida saludables, están dirigidos a personas a partir de 14 años. La atención grupal está dirigida a cualquier pareja o grupo de personas que estén atravesando una situación de crisis y precisen un apoyo para resolverla de modo saludable (familias, empresas, asociaciones…)  Los servicios formativos y de asesoría están dirigidos a personas e instituciones que trabajan con colectivos como prestadores de ayuda en el campo sanitario, educativo o social (personal sanitario, maestros, profesores de secundaria, educadores sociales, trabajadores sociales, monitores de tiempo libre, integradores sociales…).

 

La formación, trayectoria personal y profesional que ha precedido a la creación del Proyecto Ágape (formación y experiencias sanitaria, psicoterapeútica, educativa y en proyectos de corte social) hacen posible el abordaje de nuestra labor desde un bagaje multidisciplinar que nos permite contemplar a la persona desde una perspectiva bio-psico-social e integral, haciendo más improbable que caigamos en reduccionismos o visiones parciales de la realidad de la persona y de las posibles respuestas a la misma.

 

VISIÓN

 

Ágape pretende contribuir a que las personas, los grupos de personas y la sociedad en su conjunto sean más libres y las relaciones que les unan más liberadoras y promotoras del desarrollo personal y comunitario. Pretende buscar fórmulas para ser accesible a las personas que quieran utilizar sus servicios, independientemente de su poder adquisitivo. Aspira a poder ser un apoyo para la gestión de las situaciones de crisis y/o de cambio cerca y lejos (lugares remotos, países en situación de emergencia humanitaria). Quiere ser un referente en la humanización de las profesiones de ayuda y en la contribución a un enfoque más integral de los problemas de las personas y los grupos en situación de crisis. Y pretende ser una entidad capaz de cuestionar con su hacer los planteamientos deshumanizadores de la sociedad en la que vivimos para contribuir a transformarla.

 

VALORES

 

Centrados en la persona: ella es la protagonista del cambio y  capaz de tomar las mejores decisiones si ponemos en la relación terapeútica los ingredientes necesarios para hacer emerger lo mejor de ella misma.

 

“La persona en el centro”

 

 

Visión integral: contemplamos a la persona y a sus problemas desde una perspectiva biopsicosocial e integradora.

 

“La persona completa”

 

 

Autenticidad: creemos que la transparencia y la rectitud de intención son imprescindibles para establecer relaciones sanas en cualquier ámbito de la vida, y lo trasladamos a las relaciones terapéuticas y a las que mantenemos con cualquier institución que solicite nuestros servicios.  

 

“Tal cual somos”

 

 

Aceptación incondicional: evitamos el juicio, creemos que toda persona es valiosa independientemente de su situación personal y de las conductas que haya podido llevar a cabo. Creemos que toda persona alberga las capacidades para desarrollarse plenamente si se dan las condiciones adecuadas. 

 

 

“Toda persona encierra grandes potencialidades”

 

 

 

Calidad: la máxima excelencia técnica y el mayor empeño en el desarrollo de nuestras tareas  nos parecen imprescindibles en nuestra atención a personas, grupos o instituciones.

 

 

“Ofrecer lo mejor de nuestro saber hacer”

 

 

Cercanía/calidez: nos involucramos en lo que hacemos como personas completas, no desde el frío rol de un prestador de servicios.  

 

 

“La calidez en el vínculo es terapéutica”

 

 

Flexibilidad: estamos abiertos a las necesidades que la realidad vaya presentando para, dentro de nuestros ámbitos de actuación, adaptar nuestros servicios a las necesidades reales de las personas, grupos e instituciones.

 

 

”No existen las recetas universales”

 

 

Compromiso social: nos preocupa buscar fórmulas que nos permitan estar accesibles para todas las personas a las que podamos ser últiles, independientemente de su condición social o económica. Es más, somos conscientes de que las situaciones de vulnerabilidad, exclusión social o emergencia humanitaria pueden hacer especialmente útiles intervenciones como la nuestra, y nos gustaría estar disponibles para prestar nuestra ayuda en ellas.

 

 

”Allá donde podamos ser de ayuda”